Close

Vs.

Cliengo es un chat automático que atiende a los visitantes que llegan a tu sitio al instante las 24 horas del día, los 365 días del año.

Chat con operador

Tiempo destinado en conversaciones

La problemática que surge de utilizar chats con operadores humanos es tener el tiempo disponible para conversar con todos los visitantes que tienen consultas. Muchas empresas no tienen los recursos para contratar a alguien que las conteste, ni el tiempo para hacerlo ellos mismos.

18 horas por mes

¿Cuánto tiempo puede dedicarle tu empresa a atender consultas por chat?

Nunca

Chat con operador

Chat con operador

Estar pendiente todo el dia,

todos los dias.

En el mundo online, la gente navega internet todo el tiempo,

inclusive a las 3am, feriados y fines de semana. Por suerte, las empresas ya no tienen que estar atentas y pendientes en esos momentos porque Cliengo se ocupa de eso.

24hs / 365 dias del año

De 9 a 18hs
Sólo de Lunes a Viernes

¿Que nivel de atención brinda tu empresa?

Cuando las personas esperan inmediatez

Imagina que un amigo o familiar contesta tu mensaje 24hs tarde. La velocidad en la que ocurren las interacciones en Internet, nos acostumbró a esperar respuestas inmediatas.

El 98% de los sitios todavía

no se adaptaron a la economía del instante.

¿Qué es la Economía del Instante?

Piensa en un local donde no haya nadie para atenderte.

El mundo online no esta poblado, falta gente. El 98% de los sitios web de hoy no tienen representantes ni vendedores para recibir a los visitantes y atender sus dudas. 

Cuando las personas esperan a alguien del otro lado

¿ Cuál es la primera impresión que se llevan tus clientes?

La primera imagen que un visitante se lleva de una empresa debería ser la mejor. Muchos sitios hoy no están preparados para dispositivos moviles y por ello los visitantes terminan teniendo una mala experiencia.

Con Cliengo las empresas obtienen el doble de oportunidades de venta, gracias a la proactividad y adaptabilidad del chat a cualquier tipo de dispositivo.

Es momento de adaptarse a la economía del instante